LAS LESIONES REDUCEN LAS POSIBILIDADES DE QUE UN EQUIPO TENGA BUENA CLASIFICACIÓN

Aunque el éxito en los deportes de equipo dependen de un gran número de factores (que pueden ir desde la habilidad individual de los jugadores, su nivel de preparación física, la calidad de la plantilla, la táctica empleada o factores psicológicos y la dinámica del grupo), se está empezando a utilizar el concepto de “durabilidad de los jugadores” como un elemento importante a tener en cuenta en ese éxito colectivo. Esta “durabilidad” se refiere a la capacidad de un jugador para tolerar las exigencias de su deporte sin caer lesionado, y -por lo tanto- estar a disposición del Futbolentrenador para poder jugar.  Las lesiones que hacen que un jugador pierda sesiones de entrenamiento o partidos pueden influir en las posibilidades de éxito de su equipo por diferentes vías: la primera y más evidente sería impedir que el entrenador pueda elegir a los jugadores idóneos para un partido determinado (cuantos más lesionados haya, más difícil será el proceso para el entrenador), pero la ausencia de algún jugador de las sesiones de entrenamiento puede hacer que la preparación táctica se vea también dificultada y -además- las lesiones pueden tener un efecto psicológico negativo tanto para el jugador lesionado como para la dinámica del equipo.

A la hora de evaluar el impacto de las lesiones, es importante considerar no sólo su número, sino también la duración de cada una, lo que conforma lo que se llama la “carga de lesión”, y que es, en realidad, el factor que debemos tener en cuenta para valorar la influencia de las lesiones en el rendimiento de los equipos.  Ahora, un estudio recién publicado analizando el impacto de las lesiones en el rendimiento y posición final en la liga de equipos de rugby británicos ha confirmado lo que el trabajo que publicó Hagglund en el año 2013 en la revista con mayor impacto del mundo de la Medicina del Deporte (el British Journal of Sports Medicine) analizando el rendimiento de los equipos que disputaron la Champions League a lo largo de 11 años ya nos decía: los equipos que tienen una mayor carga de lesiones ocupan peores puestos en la clasificación al final de la temporada.  De hecho, el número de lesiones es mayor en los partidos perdidos que en los partidos empatados o ganados.

Estos estudios avalan la filosofía de prevención en los deportistas que llevamos años aplicando y promoviendo desde la Clínica Arriaza y desde alguno de los mejores centros de cirugía y traumatología del deporte de España, pero esto es algo que no podemos llevar a cabo sin la ayuda de los técnicos en prevención y readaptación física (básicamente, preparadores físicos especializados en estas áreas), fisioterapeutas, entrenadores y directivos que crean en este hecho y por supuesto,  deportistas que estén dispuestos a realizar ese plus de entrenamiento preventivo cuyos resultados a veces no se ven a corto plazo, pero que es cada vez más importante. Cada vez más, es algo incontrovertible: se trata de una inversión que merece la pena, algo que será claramente beneficioso no sólo para el jugador -que se lesionará menos, sufrirá menos y verá prolongarse su vida deportiva- sino también para su equipo, que podrá tener mejores resultados durante la competición.

Por si esto fuera poco, dese un punto de vista económico es otra inversión muy rentable: para el propio jugador y para el club, como primeros actores, pero también para las aseguradoras deportivas y para la sociedad en general, que van a perder mucho menos dinero en tratamientos, bajas o secuelas futuras. Hay que tener en cuenta que hay estudios que muestran que tan sólo el 50% de los deportistas que se rompen el ligamento cruzado anterior vuelven a practicar deporte al mismo nivel que antes de la lesión, y que hasta el 50% pueden desarrollar una artrosis de rodilla (que condicionará su vida laboral y requerirá multitud de gastos médicos futuros), pero a la vez, hay también multitud de estudios que demuestran que -con los programas adecuados de prevención y entrenamiento específico para cada deporte y nivel de edad y exigencia- un elevado porcentaje de esas lesiones pueden ser prevenidas…basket

Ante esa evidencia sólo cabe una pregunta: ¿Por qué no se trabaja más en este ámbito? ¿Por qué mantenemos una concepción tan anticuada de la lesión deportiva que hace que la mayoría de la gente sea pasiva -reaccione cuando ya se ha producido- en lugar de proactiva, intentando evitarla?  La única explicación que encuentro es la de la ignorancia, desconocimiento o desidia de muchos de los responsables de actuar en este campo y de tomar decisiones. Pero ¡ojo! que estos responsables no son sólo los directivos o ejecutivos, sino también los entrenadores y preparadores y  los propios jugadores o sus familias -si son menores de edad-, ya que en última instancia, el responsable del cuidado de cada uno es uno mismo, y no “la sociedad” .

Dr. Rafael Arriaza Loureda

Director del Instituto Médico Arriaza y Asociados

Deja un comentario