Papilomas o Verrugas Plantares

¿Qué es?

Los papilomas o verrugas plantares son lesiones pequeñas hiperqueratósicas y circunscritas (suele aparecer un anillo córneo blanquecino a su alrededor), de carácter benigno, ocasionada por el virus de papiloma humano (VPH), de la familia de los papovavirus.

Estas lesiones aparecen en niños más comúnmente que en adultos. La humedad y el sudor en los pies predisponen a la infección por papilomas. Pueden infectarse en las duchas y en las piscinas y aunque no son altamente contagiosos, la exposición en el momento justo puede llevar al desarrollo de la infección por papiloma.

¿Cómo se contagia?

Al caminar con los pies descalzos por suelos donde existe posibilidad de contagio o infección (vestuarios, duchas, piscinas, gimnasios…) y la práctica de deportes sin ningún tipo de protección en los pies (judo…).

La verruga no sólo se transmite con facilidad de un individuo a otro, sino que también puede proliferar en un mismo individuo y dar lugar a verrugas “hijas”.

También se puede producir auto contagio al manipular el papiloma de forma incorrecta, pudiendo diseminarse la lesión en otras áreas.

papiloma

¿Qué factores favorecen su aparición?

Heridas: ya que permiten la entrada del virus.

Calor y humedad: esto puede estar provocado por un calzado poco transpirable, exceso de sudoración, calcetines de fibra sintética, etc…

Sistema inmunológico: un sistema inmunitario disminuido favorece la infección del virus.

Falta de higiene.

¿Cómo se trata el papiloma?

Existen diversas formas en las que el podólogo puede tratar el papiloma dependiendo del paciente y del tipo de lesión.

Las sesiones que utilizaremos para tratar la dolencia también dependerá del tipo de papiloma y del tipo de tratamiento que empleemos.

Es muy importante acudir al podólogo antes las primeras sospechas de que se pueda tener un papiloma. Cuanto más tiempo se deje pasar aumentará la lesión, y con ello el dolor y será más difícil de eliminar.

Los tipos de tratamientos que podemos aplicar a esta dolencia son:

Tratamiento químico: Se trata el papiloma con ácido nítrico, ácido salicílico, ácido tricloroacético, ácido monocloroacético, nitrato de plata, cantaridina…etc

Crioterapia: nitrógeno líquido, hidrógeno líquido (este último en desuso).

Cirugía: Este es el último recurso que se aplicaría, por la gran incidencia de queloides, ya que está contraindicado para zonas de presión.

D.Jacobo Fouz

Podólogo Instituto Médico Arriaza y Asociados

Deja un comentario